lunes, 22 de noviembre de 2010

How to be... Parte 4

10. Sé sensible al nivel de los intereses de tus hijos. No presiones actividades que tus hijos no estén interesados en realizar. No permitas que TUS intereses dirijan las oportunidades de tus niños. Si tu hijo quiere una mascota, sé realista y no exijas a tu hijo la promesa de que él solo va a encargase de su cuidado. Ten dentro de tus planes encargarte tú cuando el interés decrezca. Hazlo con alegría. Demuestra el gusto de cuidar a los animales. Demuestra la amabilidad y servicio. Ayuda al niño a organizar sus juguetes de manera que le sea fácil encargarse de ellos. Ten dentro de tus planes encargarte de ellos muchas veces, pero invita a tu hijo a ayudarte en formas que sean atractivas. Si tú actúas como si odiaras organizar y limpiar, por qué debería tu hijo querer hacerlo? Siempre debes disfrutar abiertamente los resultados de cuidar lo que tienes - toma nota del espacio adicional para poder jugar, la facilidad para encontrar las cosas que queremos, lo agradable que es acercarse a un alacena y encontrar platos limpios. Disfruten las tareas domésticas juntos y no las conviertan en una batalla.

11.No les pases tus propios miedos y odios sobre aprender algo. Si odias o temes las matemáticas, guárdatelo. Actúa como si fueran la cosa más divertida del mundo. Arrúnchense y hagan matemáticas de la misma manera que se arrunchan y leen juntos. Jueguen juegos, diviértanse. Si no puedes mantener tu propia negatividad a raya, al menos trata de no causar daño alejándote.

12. No trates de obligarlos a pensar. Ellos pensarán, no tienes que obligarlos. No uses cada oportunidad para obligarlos a aprender algo. Ellos aprenderán algo en cada oportunidad, no tienes que obligarlos. No respondas preguntas diciendo "calcúlalo" o haciendo otra pregunta. Si sabes la respuesta, responde. Si no la sabes, entonces ayúdales a encontrarla. Especular sobre una respuesta a menudo genera una buena conversación. Si tu hijo deja de verte como una ayuda cuando tiene preguntas, dejará de acudir a tí con sus preguntas. Es eso lo que realmente quieres?

13. Cuando ofrezcas opciones a tus hijos, asegúrate que sean opciones reales. Ofrece opciones tan a menudo como puedas. Trata de limitar los "tienes que.." tanto como puedas. Pregunta con frecuencia " Es esta situación verdaderamente obligatoria, o podemos encontrar algunas opciones?"

3 comentarios:

En casa dijo...

¡Qué interesante! Gracias por compartirlo. Un beso, Gemma

Silvia dijo...

Ana, tu pequeño comentario me ha ALEGRADO EL DÍA totalmente. Yo me siento muy en confianza contigo, pero el hecho de que lo hayas expresado tan lindamente me ha animado.
Sigo diciendo que te has tomado un gran trabajo y que estos puntos son muy interesantes y merecen la pena ser leidos y discutidos.
Del punto 10me quedo con la idea de dar ejemplo, 100 por 100. El 11 también, sí, debemos tener buena actitud frente a lectura, matemáticas, y cualquier conocimiento que emprendamos.
El 12 es cierto lo de pensar, de hecho no he encontrado nunca la forma de obligar a pensar, je je je, pudiera parecer que piensan, pero están repitiendo como loritos lo inculcado. El pensamiento real y original viene de dentro, no se puede forzar. Pero lo de no responder con pregunta no siempre se puede estar diciéndoles hazlo tú, yo lo sé pero ingéniatelas y busca tú solo la respuesta. Pero nosotros cuando leemos por ejemplo la historia de Moisés y mi hija me pregunta algo, a veces de verdad no sé, otras tengo mi opinión, pero suelo preguntarles qué piensan ellas o ayudarlas con claves a encontrar las respuestas en otras ocasiones porque les gusta ser ellas quienes encuentren soluciones. No creo que sea opuesto a lo que dice. También es cierto lo de limitar los "tienes que". De hecho pienso que hay muchos niños a quienes se les dice NO constantemente, claro que podemos caer en lo opuesto, hay quienes nunca "tienen que" hacer nada, y lo de dar opciones es perfecto cuando la cuestión sea optativa. Puede sonar feo o autoritario, pero nosotros tenemos algunas cosas que seguimos y no son opcionales, pero no creas que las arrastramos por las orejas o las pinchamos el brazo para que lo hagan, simplemente no se cuestiona y punto.

Marvan dijo...

En mi casa sí que siempre ha sido una condición de que él mismo (mi hijo mayor que los pide) cuide de los animales, sino, no entran en casa. El realmente lo hace así. Yo no hubiera tenido nunca un animal en casa y él lo sabe. Tampoco creo que sea necesario que yo le miente diciendo que a mi me gustan los animales si no es verdad. Me gustan los animales, pero no en mi casa jejeje. Y mira por dónde que tengo un zoo!!!
Creo que también les va bien, ver que cada uno tiene el derecho de ser como es y tiene el derecho de expresarlo. Yo tengo el derecho de que no me gustan los animales y tengo el derecho de expresarlo. Pero no tengo el derecho de negarle a él el derecho de tenerlos (uf, se entiende lo que quiero decir???) Sobre todo si él los cuida bien.
Personas con opiniones diferentes o gustos diferentes pueden convivir juntos si hay un respeto mutuo teniendo en cuenta las necesidades de cada uno. Yo creo que esto también es importante.

Sí que estoy completamente de acuerdo en ser sensible a nivel de los intereses de mis hijos. Creo que es lo que mejor llevo jejeje. Me encanta buscar sus intereses y fomentarlos aunque en algunos casos como los animales o armas y guerras he topado con mi misma.

Lo de disfrutar las tareas domésticas UF, qué difícil!!!!

Sigue muy interesante todo!