viernes, 25 de junio de 2010

Diario de una mujer sencilla - 25 de junio de 2010

Si quieres participar, las instrucciones las encuentras aquí, en el blog de Silvia.

Para Hoy ( 9 A.M.):


Afuera de mi ventana... Una mañana muy fría, unas cuantas nubes al borde de los cerros, parecen cobijándolas.

Estoy pensando... en cómo decorar una torta con tema mexicano

De los lugares donde aprendemos... esta semana hemos tenido explosión artística de Jacobo =)

Me siento agradecida por... todo!

Desde la cocina... esta tarde debo preparar una torta de cumpleaños para una fiesta mañana.

Que traigo puesto... Todavía la ropa del gimnasio. Apenas llegué me senté aquí a revisar mis correos y mi facebook y a escribir, porque luego durante el día ya no me queda tiempo.

Estoy leyendo... Ayer terminé Viaje al centro de la tierra.

Lo que espero... que este fin de semana no llueva mucho.

Estoy creando... esta semana nada en especial

Estoy escuchando... Los pajaritos cantando afuera. Mis hijos abajo jugando y hablando (y gritando también)

Por toda la casa... montoncitos de desorden de esos que no soporto! empiezan a acumularse cositas de todos en todos los rincones, aggghh!!

Una de mis cosas favoritas... leer blogs y antojarme de tantas cosas lindas para hacer con los niños.

Algunos planes para el resto de la semana... mañana ensayo de danza en la mañana, en la tarde el cumpleaños de mi tía, en la noche ver el eclipse. El domingo vamos a un concierto de trombón y piano, los niños nunca ha ido a uno, espero que les (nos) guste.

Aquí está una foto que pensé compartirles:

2 comentarios:

Ipe dijo...

Ana, ya nos contaras como quedo esa tarta... y nos mandas un pedacito ;-D

Espero que no se enfrien mucho... por acá el calor comienza a ser... bueno, es soportable a la sombra... jajaja

Cariños inmensos para todos, y no te obsesiones con el orden.

Ana P. dijo...

Ipe, la torta fue un éxito, quedó rica y linda, la foto va para el martes mudo =)

Aquí estamos en temporada fría de lluvias, pero de vez en cuando tenemos días soleados, o por lo menos la mañanas.

Y en cuando al orden, no te imaginas cuanto me he relajado, si a veces no me reconozco (y creo que mi mamá tampoco, jejeje). Aunque no creo que logre abandonar del todo esa obsesión.

Me alegra tenerte por acá, e mando un beso grandote.