sábado, 2 de agosto de 2008

Disciplina... difícil tarea.

Estas últimas semanas han sido de autoevaluación con respecto a nuestro proceso de homeschooling y hay un aspecto que me tiene algo triste... decepcionada tal vez: María Alejandra y Juan José no tienen disciplina.

Entiendo como disciplina el saber y aceptar que hay un momento para cada cosa y que cada cosa debe hacerse cuando toca (sin irse a los extremos de la rigidez). Que hay una reglas mínimas que se deben cumplir para garantizar una convivencia pacífica (sobre todo si la convivencia es 7/24).

Y podría sólo quejarme de sus interminables fallas y peleas, por no bañarse temprano, por no recoger el desorden, por no tender la cama, por acostarse muy tarde, que se repiten día tras día sin mucha variación.
Pero como estoy en plan de no quejarme más, he decidido aceptar la parte de responsabilidad que me toca y ser coherente con mi discurso. Pienso que si un niño no aprende la falla es del que enseña, y casi siempre está ligada a la motivación. Así que habrá cambio de métodos, aclaración de reglas, y algo que DETESTO (pero claramente veo que está haciendo falta): yo en el papel de policía, revisando que todo se cumpla y se haga de la manera acordada.

Yo odiaría que me obligaran a hacer lo que no quiero (cosa que pasa continuamente en el colegio), pero también es importante aprender que hay cosas que se hacen todos los días por las que no vale la pena pelear. Y si bien no estoy de acuerdo con la coherción, creo que el objetivo aqui es crear hábitos y rutinas para mejorar nuestro manejo del tiempo.

Poco me imaginé yo, al decidirme a educar a mis hijos en la casa, que estos temas iban a resultar más importantes que cuánto estaban aprendiendo de ciencias, matemáticas o geografía.

3 comentarios:

Jann dijo...

pues es que ese es el punto, formar personas, con todo lo que el termino trae, incluida la disciplina

cada vez me inclino mas por pensar que los conocimientos son lo de menos, (me leyeron bien), es que estan hay, y unos niños sanos y pilosos, pues de una los apropian, al igual que con su desarrollo investigativo.

lo otro lo de formar personas, es mas complejo, y quererlo hacer desde la óptica del respeto peor aun

Fav Gio dijo...

Hola Paulina
había dejado de revisar mi cuaderno de notas y no recordaba el link de tu Blog
es impresionante. quiero darme tiempo para darle una primera revisión con detenimiento.
Gracias por invitarme a leerlo y a comentar.
Así podemos tener de alguna forma el canal que hemos estado buscando para compartir aunque mi deseo es que si podamos establecer uno de encuentros

Un abrazo y de nuevo gracias
Fabio

Tamara dijo...

Mira lo juiciosa que he estado leyendo, desatrasåndome de tus senti-pensamientos...Ay!!! gracias que encuentro esta nota tuya sobre la disciplina...porque me pasa igual...sobretodo, porque uno espera demasiado de sus hijos...y duele verlos con pereza, con desaliento...alienados con esas cosas que uno quisiera sacar de las rutinas de hogar...pero bueno, vuelve el alma al cuerpo al saber que no sere la única y que seguro hay remedio para la indisciplina!!!

Gracias Anap.