miércoles, 22 de abril de 2009

Y vuelve el ratón Pérez

Mientras estábamos en Melgar el fin de semana, Adelaida por fin se arrancó el otro diente que tenía flojo. Y como justamente esa noche en el hotel donde estábamos, los niños vieron dos lagartijas (cosa que al principio los asustó, porque una apareció cerca a sus camas), pues concluímos que, o el ratón vino montado en una de ellas, o eran sus asistentes que venían por el dientecito.

Y ayer Juan José casi se traga una muela mientras comía, o sea que don Pérez ya se sabe bien el camino a nuestra casa.

3 comentarios:

Meninheira dijo...

hahaha me encanta!! la magia en la cotidianieidad!! si señora!!

Un besazo a los desdentados :)

Desde mi cordillera de los andes dijo...

que emocion!! lleno de magia .gracias por compartir

Ana P. dijo...

=)