lunes, 3 de agosto de 2009

Socialización

Creo que después de dos años sin colegio, ya puedo atreverme a hablar sobre la famosa pregunta que todos hacen

¿Y la socialización?

Y es que aunque había leído mucho sobre lo inquietante que resulta el tema para los que no conocen esta opción de educación, cuando tomamos la decisión de sacar a nuestros hijos del colegio, eso no me preocupaba tanto.

Ahora puedo ver los cambios en mis hijos, sus progresos en el trato con los demás, y pienso que lo mejor que le pudo haber pasado a su "socialización" fue desarrollarla fuera del colegio, más en el mundo real.

Mis dos hijos mayores siempre han sido muy tímidos, especialmente con los adultos, pues con niños que acaban de conocer se integran fácilmente y pronto están jugando juntos, claro, ahora más que antes y además ahora importa menos si son o no niños de su misma edad o sexo.

El hecho de no ir al colegio hace que se relacionen con los adultos que los rodean de otra manera, desde otra perspectiva diferente a la de profesor-alumno, en la que existe una figura de poder y otra de sumisión y obediencia, a veces de temor. Esta relación puede dañar la autoestima y la imagen propia de un niño tímido o sensible, como le pasó a uno de los míos, pero eso sí, ante sus cambios de comportamiento todas las profesoras coincidieron en culparme a mí y a mi embarazo.... como si construir una familia fuera hacerle un daño a los hijos que ya tenía!!! Ahora ese niño que hace dos años se veía triste, sonreía poco, y miraba al piso cuando estaba frente a un adulto diferente a sus padres, se ha convertido en un niño que es amigo de todos los demás niños en el barrio, de todas las edades, es un niño justo que no interviene en peleas o discusiones sólo por tomar partido, es amable con los pequeñitos y no se deja intimidar por los más grandes y todos lo buscan todo el día para jugar con él. Con los adultos todavía le cuesta, si le hablan me mira como pidiendo ayuda, pero al menos saluda y se despide cosa que antes no hacía. Lo difícil de su proceso me hace ver la profundidad del daño sufrido. También debo admitir que la manera en que traté a mis primeros hijos en sus primeros años, ahora no me parece la más adecuada, y tal vez yo también tenga una gran culpa de su sufrimiento, pero aunque podría simplemente disculparme por mi inmadurez, prefiero admitirlo y seguir buscando maneras de aumentarle su confianza y mejorarle su autoestima.

Mi hija mayor acaba de cumplir los doce años y no hay nada que me tranquilice más que saber que está viviendo el final de su infancia a su propio ritmo, sin presiones externas, sin afanes de novios, besos y otros temas que ahora las niñas manejan desde esta edad o incluso desde antes.
Yo sé que todo irá llegando a su debido tiempo, pero me alegra ver que todavía piensa en cuál disfraz va a usar para el próximo halloween en lugar de buscar la falda más cortica para verse sexy. (repito, sé que llegaremos a eso, pero todavía no es momento). En ella todavía falta trabajar un poco más la seguridad, la autonomía, el no dejarse presionar por lo demás y defender sus ideas y deseos propios, pero puedo ver que nota las diferencias entre los comportamientos de sus amigas y puede juzgar y opinar según su propio criterio y aprender de lo que le gusta y de lo que no.

Mis dos hijos menores son afortunados, les tocó una mamá distinta, más consciente, más respetuosa, ellos me han enseñado y todos ganamos. Por eso, saber que no van a recibir ni un poquito de todas las influencias que se derivan del colegio, me asegura que no van a perder esa luz, esa espontaneidad que tanto me falta a mí misma y admiro en ellos, que son cariñosos y sobre todo libres y no conocen otra manera de ser.

Esto es todo lo que tengo para decir sobre el tema, casi nada verdad?

16 comentarios:

VIVIANA O. dijo...

Hola Ana: Realmente leer lo que es escribes es muy motivador para madres como yo que hace poco comenzamos con este proceso. Te felicito por reconocer tus debilidades, así como fortalezas, porque eso demuestra la gran persona que eres. Algo que siento al igual que tu lo manifiestas es la madurez que el tiempo y la experiencia te da como madre. Solo tengo un hijo, pero al principio fue dificil y ahora el tiene una madre más madura y comprometida consigo misma y con él, pero eso no llega por si solo, se debe a la experiencia propia y compartida de madres como tu y todas las que comparten sus vivencias. Te felicito y sé el orgullo que debes sentir como madre, esposa y mujer.

Un abrazo!!!

Gladys dijo...

Hola Ana P
Me parece muy acertado lo que dices y te felicito por ser tan valiente de admitir los errores que todos podemos cometer, pero muy pocos se atreven a admitir. Yo llevo menos tiempo que tu en este maravilloso proceso con mis hijos pero estoy muy de acuerdo contigo, mis hijos considero que socializan mejor ahora que antes.
Gladys

Martha dijo...

Hola!!

Ana gracias por compartirlo, es una experiencia maravillosa y creeme que admiro tu valentia para salir adelante independientemente de todos los obstaculos y tú sinceridad para contigo misma, para con tus hijos y los demás!!!

Felicidades por tu familia porque poco a poco vas viendo el resultado de los esfuerzos, de una siembra de amor, de libertad, y de entrega!!

Te dejo un abrazo enorme!!

Meninheira dijo...

Cuánta razón tienes en todo lo que dices Ana Paulina y me encanta lo bien que lo has expresado. Hoy se lo contaba (este post) a mi marido y le decía que me gusta mucho tu blog porque es "real" no sólo muestras los días felices, si no también los malos, las dudas,... gracias!!

Un besito muy grande :)

Desde mi cordillera de los andes dijo...

Hola ana !Mininheira tiene razon , tu blog es muy cercano . Curiosamente esta semana esa palabra me ha rondado harto . Cerre facebook , con 300 contacto , de amistades desde los 8 años , si bien me alegre de saber de mis antiguas amistades , estamos en rumbos diferentes, visiones de vida disimiles .Para mi no se cumplio el objetivo , que era juntarnos , compartir , vernos como adultos , sin embargo veo muchos aun adolecentes de 30 años...Lo coloque en la balanza , y preferi quedarme con los buenos recuerdos . Fue bien polemisco para todos, me dijeron que era muy grave en mi actuar etc.
En este medio del internet , un poco frio , conoci a familia como ustdes , con las mismas inquietudes que yo . Seguimos camino muy parecidos en paises distantes .
Creo que la sociabilizacion , que le estas dando a tus niños es de la mejor calidad ya que les dando TODAS herramientas para compartir pero con guias , no solo y mucho menos siendo niños (timido)
y por sobre todo encontrar buenos amigos , aunque sea uno , a veces la cantidad no dice nada .....como en facebook .
Gracias por compartir tu post .
Besitos
Greisi

Meninheira dijo...

Greisi, hace días que le doy vueltas a esto de las cantidades. Ha de ser fruto de la sociedad de consumo, donde eres en función de lo que tienes y así el valor está en cuántos amigos tienes, cuántos regalos percibes, cuánto, cuánto, cuánto,... qué sociedad enferma hemos creado!!

Un besito grande a las dos :)

Ana P. dijo...

Vivana, Gracias por tus palabras, por leerme y por lo de "gran persona"
=)
Un abrazo.

Ana P. dijo...

Gladys!!! que rico tenerte por acá de visita, y me alegra que tu también veas cambios positivos en tus hijos.
Abrazos para todos.

Ana P. dijo...

Martha, pues lo que más quisiera para mis hijos es que se sintieran libres, que no dependan de las opiniones de los demás, que no teman expresarse, que sepan de verdad lo que son y lo que quieren!! Pero eso no lo tenía tan claro hace doce años... definitivamente no estaba preparada para ser mamá en el momento en que lo fuí, pero ahí he ido aprendiendo, sobre todo de mis errores.

Un abrazo para ti también.

Ana P. dijo...

Meni, pues mira que cuando comencé este blog quería que fuera como un diario o un registro de toda esta aventura en la que nos embarcamos, y días malos y dudas y conflictos hay muchos. Es bonito mirar para atras, ler las entradas de hace un año y ver cómo todos esos conflictos y dudas se han ido resolviendo, supongo que eso me anima a seguir adelante aunque no sigan faltando las dificultades!!

Y me alegra MUCHO que te guste mi blog, aveces pienso que las aburro con tantas quejas, y dudas... Veo esos blgs que chorrean miel y dulzura por todaslas esquinas y quisiera que el mío se pareciera un poco a ellos, pero yo no soy así, entonces ni modo ;o)

Muchos picos (besitos) para tí!!

Ana P. dijo...

Greisi, tienes razón con lo del internet y el facebook. Yo también he hecho el balance varias veces pero hay algun@s amig@s que relamente extrañaba tanto, que siempre había tenido en mi mente sin saber qué había sido de su vida, y aunque sea por diez de los más de 350 contacots que tengo, me mantengo en el facebook y entro todos los días.

Y también estoy de acuerdo contigo en que las familias que he conocido por este medio son mucho más cercanas a mi sentir y mis ideas sobre la vida que lo que son muchos amigos o incluso miembros de mi familia. Por eso las llamo la "tribu", porque aunque sea virtual estamos todas ahí y nos entendemos y nos apoyamos sin críticas ni reproches, de una manera honesta pero también con mucho cariño.

Un abracito!
Pd: cómo va tu embarazo?

malubo dijo...

Hola Ana Paulina,me encanto conocerte ayer. Lo que escribiste me llegó al corazón y se me hizo un nudo en la garganta.
Te voy a enlazar a mi blog y por aqui entraré mucho en estos dias porque quiero leer con juicio tus experiencias.
Un abrazo
Martha

Ana P. dijo...

Hola Martha, bienvenida, siénte libre de escarbar por donde quieras! epero que nos volvamos aver pronto y poder conocer al resto dela familia.

Un abrazo.

Meninheira dijo...

Qué vas a aburrir!! pones voz también a algunos de nuestros días :)

Jacqueline dijo...

Hola Ana:

Gracias por la visita y aprovecho para decirte que este post me encanta. También tengo una entrada sobre la socialización, la famosa socialización…

Perdona si no dejo comentarios a menudo, pero este año ha sido terrible en cuestión de trabajo y me temo que tengo “cansancio atrasado”.

Eso no quiere decir que no lea los blogs y no me gusten las entradas, sólo es mucho trabajo y un agotamiento que espero poder vencer.

Este curso que empieza será más sencillo (soy tutora en un colegio a distancia) y espero poder participar mucho más pues hay cosas que me gustaría añadir.

Un beso enorme y gracias por estar ahí, con todo ese cariño que siempre derrochas.

Jacqueline

Carolina González dijo...

Hola Ana!!
me encantó lo que escribiste, la manera cómo se nota que el tiempo y el amor ha hecho para que saques toda esa maternidad que hay en ti!! lo mas importante es el amor que les podemos dar a estos pequeños, y como dice Montesorri, saber guiar esa chispa que tienen los niños dentro y que les permite conocer el mundo: "no somos nosotros quienes los construimos, son ellos quienes se construyen así mismos y por ende también nos terminan de construir a nosotros". Me encanta que la socialización sea un tema que ya estas dominando y te mando un abrazo a tí y a tus pequeños!!!
Carolina