martes, 9 de septiembre de 2008

Desconectándonos

Debo reconocer que a veces me ganan el cansancio y la pereza y permito que el computador o el televisor me reemplacen por un rato ( a veces mucho más que un rato). Pero después de un ataque de "cargo de consciencia" decidí establecer algunas reglas (con respecto al uso de estos aparatos) que comienzan a mostrar resultados con Mariale y Juanjo. Ellos ya saben que el tiempo diario del que disponen en el computador es de media hora, que pueden acumular durante la semana si quieren jugar uno de esos juegos que toman varias horas para desarrollarse. (Civilization o ClubPenguin en el caso de Juanjo). Y pueden elegir un programa de televisión al día cada uno(de media hora); si quieren ver más televisión pueden poner algún canal de discovery (que les gustan y aprenden mucho de ellos).

Con Jacobo y Adelaida, sin embargo, íbamos en la dirección contraria, hasta llegar al punto en que Jacobo al levantarse lo primero que hacía era prender el televisor. Al darme cuenta del absurdo de la situación (veían tele desde las 6 o 6:30 de la mañana hasta que los recogía la ruta entre 8 y 8:30!!!), decidí actuar: ahora Jacobo encuentra el televisor desconectado, y como no lo puede prender... se va para su cuarto a jugar con Adelaida. Sólo después de estar bañados, vestidos y desayunados pueden ver algo de tele, que no alcanza a ser más de media hora.
En la tarde es más difícil, pues Adelaida está acostumbrada a llegar del jardín directo a buscar su cobija y prender el televisor; almuerza viendo televisión y ahí se puede quedar pegada toda la tarde. Jacobo, obviamente, ya está adoptando el mismo ritual de su hermanita...

Pues para ser coherente con mi propósito de jugar mas con ellos, nuestras tardes han cambiado un poco y trato, dentro de todo mi "corre corre" del día, de sentarme con ellos a jugar con fichas y con la cocinita o con lo que ellos quieran.

Ya llevamos una semana muy productiva, y eso me hace feliz, y puedo ver que a mis hijos también! =)

Algunas foticos de la semana pasada (a petición de Adelaida desempolvamos la piscina inflable):
Nótese al fondo el butaco decorado por Adelaida con moños y flecos de papel de seda. Fue una sorpresa que recibieron de un cumpleaños; Jacobo también decoró el suyo.

Esa tarde también quisieron aprovechar que no llovía para lavar toda la vajilla de la cocinita de juguete:

1 comentario:

Jann dijo...

definitivamente el televisor separa familias, y mil cosas mas, y no se en que momento se nos mete tanto en la cotidianidad, nos toca estar alerta para actuar, al principio uno no se da cuenta, pero hay va...........